Foto cabecera

copia ¡VACACIONES! (M.M.Freitas)





BELSKY. CUANDO EL ARTISTA SE HIZO MAESTRO




                                   Nikolay Bogdanov-Belsky. 

                           Nadie como él supo captar en el lienzo la vocación del maestro por transmitir sus conocimientos, tanto como la del alumno ávido de aprender. Lo entenderemos al saber que en sus tiempos de estudiante de Arquitectura y Arte, la de maestro fue la primera profesión que encontró como medio de vida. 

   Qué debió ver en aquellos grupos el joven que ansiaba llegar a lo más alto. Y al que una vez llegado al confortable sillón de académico, con un nombre en la intelectualidad y su profesión de pintor de la alta sociedad internacional consolidada, algo interior siguió impulsándole toda la vida a rescatar del embrutecimiento a tanto niño, trabajadores tan explotados como sus padres, transmitiendo a sus compatriotas para la posteridad la historia en imágenes de cómo el maltratado pueblo ruso logró abrir sus mentes al conocimiento.


   Belsky procedía a su vez de una humilde familia de campesinos cuyos padres se empeñaron en buscar todo tipo de ayudas que permitieran al hijo llegar, desde el arado familiar, a los grandes maestros parisinos, alemanes, italianos, europeos. 

   Sabemos que empezó los estudios de pedagogía en 1903 a los 35 años, pero también, que desde finales del siglo anterior ya existían cuadros suyos mostrando a los esforzados maestros en altruistas veladas de lectura dominical por las escuelas rurales de Rusia y Letonia. Impartiendo clases a niños que asistían a ellas con gran sacrificio, mal abrigados y calzados, recorriendo a pie los nevados caminos invernales donde por largos meses reinaba el hielo. Quizá un día en sus tiempos de enseñante, la visión de un pobre niño asomándose a su aula fuese el detonante del que extraer su pintura A la puerta de la escuela, convirtiéndola en un icono universal del gran valor social de los maestros.  

A la puerta de la escuela, 1897. Cuadro de Belsky
Simphony, 1920. Dos realidades, un solo mundo.
Autorretrato del artista. 1915


POR AMOR A SU PAÍS


Publicado en Gaudí y Más. 8 de julio de 2017


                                                     A partir de un determinado momento se produjo en su pìntura una dualidad de estilos que logró simultanear durante su larga carrera. Del academicismo acomodado de los retratos y escenas burguesas transitó al impresionismo, en especial cuando llevaba a los lienzos la vida de los alumnos que acudían a las clases tras dejar atrás kilómetros de nieve.

Dama de negro con gato.

El príncipe Yusupov, uno de los componentes del grupo que asesinó al monje  Rasputin
Luz Verde. 1920

Retrato de una dama desconocida, 1907

Retrato de la pintora S. M. Sherebeteva, 1898

El escritor Máximo Gorki.

                                                          No sólo la lectura aparece en sus cuadros. Las matemáticas y la música, los deportes, las labores, el arte, fueron asimismo desvelados a través de sus pinceles enseñando a unos profesores con tantas carencias como sus alumnos. Manteniendo con ellos una cercana relación de orientador cultural a la vez que les procuraban libros y cuentos para que se los llevaran a sus casas compartiéndolos con la familia. Incluso, como nos dejó en su cuadro Visitando al maestro enfermo, recibiendo a su vez de parte de los chicos lo único que éstos tenían, el afecto agradecido. 


Lectura

Visitando al maestro enfermo
Guerra de tirones. 1939


Iniciándose en la música 
A través de la nieve, con su cuaderno y su libro, Camino de la escuela


Entre el cansancio y las ganas, sin rendirse.




Atentos al maestro

La primera lección

Leyendo en voz alta

Ya en casa, Haciendo los deberes

Leyendo a la luz de la lámpara.

Inspiración. Por dos veces representó a la misma pequeña estudiante, alumbrada por la bujía tamizada por ella.

Problema de Aritmética en la Escuela Rachinsky, 1895. Atención a la complicidad con el maestro.
                                           
                                                   Una crónica social de las lecturas dominicales que no hubiera podido superar el mejor periodista, es el cuadro de Belsky que aparece al final del último párrafo, Lectura del domingo en una escuela rural, 1895. En los humildes campesinos, tras cada rostro una historia. Asoma el interés, la modorra del cansancio y el agotamiento que lleva al sueño. La meditación, la mirada apreciativa de una abuela y el ensimismamiento de otra. La ensoñación de la joven obrera. El asistente que hace rato se evadió hacia su propia realidad y el abuelo que ya no está. El soldado, los jóvenes inquietos que acabarían soltándose en 1917.

   Pero sobre todo, la nobleza que se entrevé en el rostro del maestro novel, apenas un apunte de barba en su rostro, principal protagonista a los ojos del pintor, entregando su tiempo de descanso a quienes carecen de ilusiones. 

   Y a la vez, el triunfo de sembrarlas en el niño que sigue atento la historia con ganas de participar en ella, de formular preguntas. Es este el segundo protagonista que Belsky comparte con el observador. Y lo hace abriendo su mente, sus ojos, en el rostro atento mientras sostiene en sus manos, quizá, unas partituras. Otra ventana al conocimiento.

                                                                                          


Ana Mª Ferrin 


21 comentarios:

  1. Bellísim0s lienzos de un gran pintor.Besicos

    ResponderEliminar
  2. Olá, não conheço Belsky nem Máximo Gorki, gostei de conhecer um pouco por aqui ambos, revelam serem personalidades marcantes na historia cultural, as telas são maravilhosas, parecem vivas, ao apreciar as mesmas fui transportado para dentro delas.
    Feliz fim de semana,
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esos artistas que te atrapan, te hacen coincidir con sus ideas, AG.

      Eliminar
  3. Cuanto arte hay en tu blog hoy
    abrazos que vienen del calor de Miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este artista es un grande pero a nivel popular no es muy conocido. Me alegra que te guste.
      En Barcelona hay mucho bochorno, o dicho en catalán, “molta xafogor”. Besitos.

      Eliminar
  4. Que fantástica postagem essa, Ana Maria! Todas obras lindíssimas, mas a primeira, 'O menino na porta' até emociona.
    Parabéns, você postou mais um 'banho cultural' - como se diz aqui.
    Beijo, uma boa semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi esa imagen hace muchísimos años y me quedó grabada. Es conmovedora.
      Lo del “banho cultural” me parece muy gráfico. No nos vendría mal de vez en cuando darnos todos uno de esos banhos. Y en el caso de ciertos políticos, dos.
      Gracias y buena también para ti, Tais.

      Eliminar

      Eliminar
  5. Impressionante Ana Maria!!!
    Toca-me muito!
    Beso
    Guida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie con sensibilidad queda indiferente ante esa imagen, que seguro, ahora mismo se está repitiendo. Los niños, siempre tan vulnerables e indefensos.
      Gracias por la visita. Besos

      Eliminar
  6. A Rússia foi pródiga na literatura no período que antecedeu ao rígido regime comunista, como ocorreu com a música erudita, mas pouco conheço da pintura nessa época tão rica nesse país. Agora com esta magnífica postagem tive a oportunidade de conhecer um pouco da vida e da obra de Nikolay Bogdanov-Belsky. O que você mostra diz bem da importância desse artista. Pinturas magníficas. Parabéns.
    Ótima semana, Ana.
    Um abraço.
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las noticias siempre nos traen lo negativo de la sociedad. Pero a la misma hora que eso está sucediendo, millones de personas nobles están aportando algo bueno sin que nadie les dé un altavoz, alguien los felicite o los periódicos se hagan eco. Sé muy bien que eso no vende.
      Optima semana también para ustedes, Pedro.

      Eliminar
  7. Un artista que toca muchos palos. Y lo hace magistralmente. Hay un cuadro que me recuerda mucho a Sorolla. Esa forma de tratar el agua del mar...
    Un saludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había fijado pero tienes toda la razón. La textura de la carne, los cuerpos delgados, el sol, el agua cabrilleando, más que evocar los ríos rusos dirías que son estampas mediterráneas. Incluso cuando pinta las damas de blanco, ahí está Sorolla. Eran de la misma edad y en su juventud se movieron por los mismos círculos de Roma y Paris descubriendo el impresionismo.
      Debió ser una época estimulante, Cayetano.

      Eliminar
    2. Que pases un verano muy feliz y vuelvas con las fuerzas renovadas.

      Eliminar
  8. Qué preciosidad de pinturas!!!!. Un artista fantástico.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola, Amalia. La verdad es que sus pinturas son un canto a la vida. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Maravilloso artista, Ana María. Y, por lo que nos cuentas, también como persona fue grande.

    Feliz verano.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milady, un placer volver a leerla.
      También le deseo un feliz verano.

      Eliminar
  11. Wonderful paintings, I like a lot this kind of art.
    Your photos are great.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son obras para disfrutarlas que también hacen pensar.
      Saludos desde el sol.

      Eliminar