Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





CUATRO PARES DE PIERNAS. LAS ARTISTAS DEL A.A.


              

                        Dueñas de un espectacular juego de ritmos sinuosos mientras tejen y se desplazan, estamos acostumbrados a que las noticias sobre arañas traten de su apariencia terrible o su veneno. Pero no siempre es así. Les contaré que la semana pasada me llamó una amiga y, hablando, hablando, me recordó un artículo inencontrable que hace años, muchos, yo había publicado sobre el A. A. o Arte Arácnido, pura invención mía tras descubrir una preciosa telaraña que merecía la firma de un orfebre en la corte de los Romanoff.

  Perfección. Tapetes de ganchillo, alfombras, encajes. Sofisticados collares de perlas. Delicados juegos de sombrillas. Hilanderas de huso y rueca. Sutil envoltorio para un ramo de flores. Cortinaje de blonda. Tornados de algodón y jirones de bruma, escenografía ideal para el pantanoso David Linch.




Delicados tapetes de ganchillo

Perlas


Dos imágenes de perfección
La hilandera... 

...Con su huso y su rueca...

Múltiples sombrillas



LAS HILANDERAS DE TIFFANY'S
Publicado en Gaudí y Más. 27 de mayo de 2017


                                               La técnica para construir el embudo pegajoso y cazador se inicia con la araña enroscando una hoja que fijará con su pegamento, para a continuación, forrada por varias capas de hilo, acabar convirtiéndose en seda deslizante, tobogán que irá ampliando su boca más y más, hasta captar la entrada del inquilino que nutrirá su despensa.  



Los pasos de la araña trampera

Bosque de Australia cubierto por completo de telarañas. Un paisaje del terror

Envoltorio para un ramo.

Cortina de encaje y hielo

Alfombras de lana
                
                              Cercanos a Spiderman, artistas, admiradores e interesados en los arácnidos, han descubierto bastantes canales para seguirlos de cerca. No es de hoy, desde antaño ojos atentos al negocio captaron las bondades y posibles aplicaciones de ciertas telas de araña. De poderse explotar, suturas quirúrgicas y ciertos tejidos saldrían sin coste de estas infatigables trabajadoras que a la vez que tejen se procuran solas el sustento, al contrario de los gusanos de seda, a los que hay que cebar. El sueño del capitalismo más salvaje.

   Mientras se logra encontrar esa fórmula de beneficio, el granjero de Vermont, USA, Will Knight, al tiempo que sus vecinos se lamentaban de la plaga de arañas que había empaquetado un bosque cercano, él se percató de que la mayoría de aquellas mallas eran de una gran plasticidad. Pensando en que quizá habría quien viese lo que él, con toda delicadeza se le ocurrió colocar una sobre un cartón, rociarla con un spray de pintura blanca y una vez rígida, enmarcarla sobre una lámina de madera. Empezó a venderlas en 1977 a unos 30 € y según él, desde entonces lleva recolectadas unas 16.000.  


Will Knight  mostrando el tatuaje y sus telarañas artísticas.

                          Mamam (mamá), de Louise Bourgeois, es la escultura arácnida que recibe al visitante del Museo Guggenheim de Bilbao. Cuenta la artista que fue un homenaje a su madre, restauradora de tapices y tejedora. Consiste en una colosal araña de acero de casi 9 m, de altura, que porta un saco con 10 huevos de mármol en su vientre; su abdomen y su tórax están realizados en bronce acanalado.



Louise Bourgeois y su escultura de acero, mármol y cobre, 
     
                                 Incluyamos en esta lista la mayor tela de araña jamás conocida. La encontró en Madagascar el catedrático islandés de biología Ingi Agnarsson, profesor en la Universidad de Puerto Rico, suspendida sobre un río y cruzándolo de lado a lado. Medía 25 m, de largo y unos 3 m2 de envergadura, fabricada con una seda de increíble resistencia y elasticidad. Estas arañas malgaches autoras del tejido donde quedan atrapados enormes cantidades de insectos, pertenecen al grupo denominado Corteza de Darwin.  

El profesor Ingi Agnarsson capturando insectos por aspiración. (www.mindenpictures.com)


Bajo la gran tela, su autora, Corteza de Darwin, se nos muestra
como la campeona que es, una deportista con camiseta incluida.
                
                                        Ya se trate de lugares húmedos o desérticos, bosques, playas tropicales o nórdicas, podrás encontrarlas ocultas en una grieta o colgando de cualquier rama. Vivo ejemplo del anti-estress, posada en su tela escucha las vibraciones que por sus hilos, como cuerdas de guitarra, le transmiten la cercanía y llegada de esa presa que será a la vez distracción y suministro. 

   La araña es de los habitantes más autosuficientes del planeta porque no dependen del agua, se las ingenian muy bien para que les traigan a domicilio los líquidos necesarios para su alimentación, así como las proteínas. Su ingeniería al idear prácticas y artefactos, sus múltiples estilismos, han merecido que científicos y artistas dediquen sus vidas a difundir los avatares de estas compañeras de nuestro viaje planetario.

                                    Volveremos a ellas en una nueva entrada. 


Ana Mª Ferrin

22 comentarios:

  1. Ana Maria, o trabalho delas poderia se dizer que é pura arte, são tecelãs! Mas amiga... tenho fobia por elas! Lembro quando vamos para a Serra, encontro em todos os lugares esses ricos aracnídeos e entro em pânico. Ao sair da cama, num hotel, tinha uma enorme dentro do meu chinelo!!! Elas adoram lugares úmidos, mas se escondem entre os mais quentes.
    Beijinho, espero não sonhar com elas hoje... rsss
    Um ótimo domingo. Gostei de ver suas rendas, não tem dúvida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien la entiendo, Tais. Como niña de ciudad, para mí fue un shock encontrarme en el lavabo de una casa de campo un par de arañas de larguísimas patas paseando por las paredes. Eran tan enormes que no las hubiera podido apresar con mi mano. Luego me enteré de que venían desde la cuadra cercana donde estaban las vacas y que eran inofensivas. Más tarde, después de años de camping y muchos viajes las he visto de todas clases y no me impresionan. Al revés de una cucaracha, que por minúscula que sea, ésa sí es capaz de paralizarme.
      Un beso

      Eliminar
  2. La araña y sus redes pueden ocupar un lugar preferente en tus pasadillas favoritas o servirte una colaboración eficaz. Tuve la suerte de contar hace tiempo con la inestimable ayuda de una araña enorme y peluda que hizo su refugio en una caseta donde guardaba la leña. Cuando entraba, siempre me daba tiempo de verla antes de que volviera a esconderse en su escondrijo. Yo no me metí nunca con ella y ella no se metió nunca conmigo. Eso sí: tenía la caseta libre y limpia de insectos. Lo nuestro fue una relación especial. Luego vendí la casa de campo y la caseta y no volví a saber de ella.
    Un saludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que has escrito el comentario con un cierto aire lírico a lo Oliverio Girondo, ese juego al escondite, esa "relación especial", ese “la vi, se escondió y no volví a saber de ella”… y además te tenía la caseta como los chorros del oro. Qué mal negocio hiciste, Cayetano, tenías que habértela llevado a la casa nueva.

      Eliminar
  3. Ana, podemos ver nesta tua postagem a produção artística maravilhosa da aranha, que não deixa ninguém indiferente ao seu delicado e "calculado" trabalho. Artistas plásticos invejosos certamente ficam desconfortáveis diante das obras de arte das aranhas; os que não sentirem inveja, procurarão aprender com elas, no que respeita a cores, harmonia, inventividade,
    Penso que os cientistas ainda terão muito a descobrir a respeito da aranha.
    Espero que tenhas uma excelente semana.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, ya quisiera yo tener su talento plástico y práctico.
      Cuando pienso que han solucionado su comida y la de sus crías, consiguiendo que se la traigan a domicilio sin tener que desplazarse… Y además, con arte.

      Eliminar
  4. Las telarañas son realmente increíbles, sobretodo en la selva. Hay verdaderas obras de arte. Beneficiosas 100%, no son pocas las personas que les temen.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón al referirte a sus beneficios, pero para muchas personas pensar en ellos es imposible porque es terror puro lo que les provocan. No sé si con lo de la selva te refieres a esas mantas de telarañas que también las hacen cubriendo los bosques.
      Saludos

      Eliminar
  5. Reconozco sus obras que puedan llegar a crear pero prefiero mantenerme lejos de ellas, no soy miedosa aunque en general la gente huye de ellas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Aparecen en cuadros de Dalí o en las novelas de Tolkien. Las arañas, más allá del asco que den, han sido utilizadas por las distintas culturas como animal relacionado con la mitología. Sólo hay que acordarse de Aracne, por ejemplo. Y, por qué no, en el arte como esa araña gigante que nos recibe a las puertas del Guggenheim de Bilbao. Mami, la madre que nos recibe entre sus patas, acunándonos en su tela para finalmente devorarnos como Saturno a sus hijos, en una suerte de comunión maternofilial.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al leerte he recordado a Ovidio, ya casi olvidado pero no del todo y también a Mirra. Qué libro más salvaje. También me ha valido para volver a ver Las Hilanderas.
      A veces una referencia desencadena muchos recuerdos.
      Besos

      Eliminar
  7. Es impresionante!!.

    Todo un arte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto tenemos que aprender, Amalia. Un abrazo.

      Eliminar
  8. No salgo de mi asombro, Ana María. Y esas arañas tan trabajadoras jamás piden aumento de sueldo ni amenazan con paros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, calla. Que ya las imagino despachando gasolina en los surtidores o sirviendo las mesas de los bares sin cobrar, y ¡A cuatro manos!

      Eliminar
  9. Hacen un trabajo realmente interesante y minucioso, pero prefiero no encontrarme ninguna, me dan repelús.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces muy bien. Por muy artistazas que sean, la mala idea la tienen y más vale no despertársela.
      Besos a ti

      Eliminar
  10. Ana, totalmente de acuerdo contigo, en todos los matices que le regalas a esas criaturas tan listas e autosuficientes y hasta aristas.
    Pero he de confesar que a mí no me gustan para nada No suelo tener pesadillas, pero estoy segura, que las arañas y sus telares, podrían ser perfectamente protagonistas de ellas
    Pero te felicito, es una entrada muy bien elaborada y didáctica
    Besos y lindo finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Terroríficas lo son y además forman parte de muchas fobias.
      Cuando alguien entra en delírium trémens por alcoholemia, a menudo creen verse invadidos por montones de arañas que las devoran. Como se diría en catalán, ¡Mare, por! (Mamá, miedo)
      Lindo para ti también, Gizela

      Eliminar
  11. Really amazing and beautiful pictures.

    ResponderEliminar