Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





MARK BURRY EN EL UNIVERSO GAUDÍ.


La última vez que vi a Mark Burry fue de
lejos y desde lo alto. Iba con varios visitantes de la 
Sagrada Familia que escuchaban atentos sus 
explicaciones, que se adivinaban doctas. Mis recuerdos 
volvieroen tropel y se me ocurrió que los años han sido
generosos con él, reforzando la pátina de autoridad que 
este arquitecto amable y agudo ya tenía siendo el joven 
entusiasta que tanto colaboró a que las obras del templo, 
en especial los ventanales, dieran el salto a la
 informatización.


                                       


                                 Hoy les presento al arquitecto Mark Burry, al que entrevisté por primera vez hace veinte años cuando él ya llevaba otros tantos de conocedor gaudiniano (*). Nos encontrábamos en la Sagrada Familia, cuando se agachó para rebuscar en su maletín y creí distinguir algo de tierra entre sus cabellos, por lo que pensé que serían salpicaduras de las obras. Pero deseché la idea. Me pareció  mucho más afín a Gaudí el imaginar, que siendo de Nueva Zelanda, nuestras Antípodas naturales, Burry habría llegado hasta aquí por algún atajo secreto escalando el corazón de la Tierra.  

  Empezó contándome cómo el detonante para su llegada a Barcelona lo disparó la simple referencia oída durante una clase:
   
                          - Verá. En la Universidad escuché a un profesor que decía, señalando la imagen de una diapositiva: ...Y aquí, ésto de un tío que se llamaba Gaudí y que hizo unas cosas rarísimas, pero que no creó escuela... Punto. Y como no había formado escuela, pasamos de largo a  la siguiente lección. Pero a mi me quedó grabado aquello del tío rarísimo que yo veía como algo different...


Mark Burry en las obras de la Sagra Familia. 1999 (A.Mª.F.)
Burry en 2011. (LizaFitzpatrick)

Su trabajo en el templo se ha centrado en los cálculos precisos para integrar las obras en las nuevas tecnologías. 



NUEVA ZELANDA: CÁLCULOS Y VENTANALES

Publicado en Gaudí y Más. 20 mayo de 2017

                       
                      ... No olvidemos que Nueva Zelanda es un país de contrastes también en Arquitectura, y por esas características de fusión yo vi en el Modernismo aspectos interesantes para dedicarle mi tesis. Y pensé: Tengo que viajar a Barcelona y conocer la obra de Gaudí. Mochila y viajecito que no baja de las 30 horas.
                        
   La carrera de Arquitectura en Nueva Zelanda consta de dos partes, cada una de ellas con una titulación particular. En ese intervalo de un año entre las dos, el estudiante aterrizó en Barcelona siguiendo la estela del genio de Reus. La visión de la Sagrada Familia al subir las escaleras del metro se convirtió en el salvaconducto necesario para que no la olvidara en su vida. Multiplicaba por diez el impacto y las dimensiones que había imaginado, dejando en él tal impresión que poco después ya había decidido que su tesis no versaría sobre Eclecticismo, como había previsto, sino que Antonio Gaudí, él solo, sería el tema elegido.Las formas rarísimas de la Sagrada Familia contenían carne de sobra para especializarse únicamente en ellas. Según su propia expresión: 

                 - Quedé fascinado. Aquel hombre había conseguido atrapar un instante de vida convirtiéndolo en piedra y dejándolo suspendido en el espacio. En lugar de arcos, los techos se cubrirían de ramas entrelazándose hasta formar un solo bosque, única copa de múltiples árboles que sostendrá sabiamente la cubierta del Templo...

                   - ¿Cúal fue el eslabón que lo integró como colaborador en la Sagrada Familia?
                              
                                  -  Me llevó la curiosidad por saber cómo continuaban una obra tan difícil. Aquellos campanarios inclinados, sin el director original, teniendo que interpretar y crear la construcción directamente desde las maquetas a los obreros sin planos intermedios, me fascinaban. Así que busqué la forma de hablar con el arquitecto que estaba al mando de todo aquello, el Sr. Lluís Bonet Garí, con el que tuve una entrevista en francés porque entonces yo sólo sabía cuatro palabras en castellano.
  
                                           - ¿Cómo resultó la entrevista?

                ... Le hice dos preguntas que llamaron su atención. Una, ¿cómo se las arreglaban para trasladar una idea sintética hasta una obra tan complicada? Y la segunda, que a mi me intrigaba y creo que fue la decisiva para interesarlo, fue mi curiosidad por cómo traducir el proyecto hasta cristalizar en las órdenes diarias a los picapedreros.

                        ... Porque, ¿como explicarles bien a los obreros la obra práctica del día a día? Y ahí fue cuando él se me quedó mirando y me contestó: -¿Y por que no pide una beca a la Junta Constructora y lo descubre Vd. mismo? Fue una etapa estupenda, hice buenos amigos y aprendí muchísimo trabajando con los expertos de la Universidad Politécnica de Barcelona. Me encargué de pasar los modelos de las maquetas de yeso a dibujos operativos, especialmente los ventanales.                          


A la izquierda, Lluís Bonet Garí, arquitecto que fue ayudante de Gaudí, y años
más tarde de la muerte del maestro, Arquitecto Director de la Sagrada Familia.

Sobre 1976, estado de las obras del templo. 

                                         Sobre 1910, obreros en los andamios de madera.


LA ERA DEL SOFTWARE
                   
-                                       - En su segunda etapa aquí, en 1990-1992, ustedes empezaron a aplicar el diseño por ordenador, pero les era difícil encontrar un software  que se adecuara a las formas de la Sagrada Familia.

                                 -   Si. Desde que volví la segunda vez ha sido un gran adelanto conseguir la ayuda de los programas CAD (Diseño Auxiliado por Ordenador), específicamente los que utilizan las empresas automovilísticas, así como las navales y aeroespaciales. Para las formas tan complicadas de Gaudí no servían los programas usuales de diseño, ya me lo advirtieron en la Universidad de Inglaterra la primera vez que me interesé por ellos.
                                     
                           - La informática aplicada a Gaudí habrá agilizado los métodos de trabajo... 

                               - Mire. Con estos métodos, y mucho esfuerzo, no crea, está trabajándose en cada piedra por separado. Así luego se trasladan aquí y quedan unidas perfectamente, muchísimo más fácil de lo que debió ser en la época de la Casa Milá y no digamos en la medieval, primero apilándolas y luego teniendo que subirse los obreros para picar las juntas -y añade un dato elogioso para la técnica-. Ahora, con Internet todos los colaboradores del proyecto estamos conectados para poder transmitirnos al momento cualquier dato.
                               
  
JOSEP Mª SUBIRACHS

             -  No voy a entrar en cómo están hechas las esculturas 
que ordenó Gaudí, entre otras cosas porque después de ver el conjunto de la Fachada del Nacimiento en una puesta de sol, con la luz dorándola, sobran las palabras. Pero en ese apartado de los elementos añadidos, prefiero con mucho las esculturas de Subirachs en la Fachada de la Pasión. Es una interpretación personal con todas sus consecuencias.
                
-                            - Por su dedicación usted se ha ganado el derecho a la crítica,
¿Qué valoración hace de La Pasión?

-                     - Valentía, es la palabra. La Junta de Obras tomó una decisión muy brava. Cogió a un escultor de categoría conocido por su independencia y le dio libertad para que hiciera su interpretación personal. Estamos a punto de comenzar el ventanal que irá entre las dos torres centrales y esa ventana me gusta mucho, es muy bonita. Cuando la vio Subirachs también le gustó.


El rosetón central ovalado de la fachada de La Pasión al que se refiere Burry (A.Mª.F.)
Etsuro Sotoo. 2000 (A.Mª.F.)
Hiroya Tanaka, 1999 (A.Mª.F.)
                       
                                Casi cuarenta años en el universo Gaudí han transcurrido para Mark Burry, hoy un arquitecto y profesor universitario de amplio recorrido académico. Mucho tiempo. Aún así, seguro que no habrá olvidado sus primeros pasos en la Barcelona de finales de los 70, cuando coincidió con otros dos viajeros venidos desde muy lejos con su mismo proyecto y en la misma época, Hiroya Tanaka y Etsuro Sotoo. Los tres con veintitantos años y todo un mundo de experiencias ante sí. A Burry le debió Sotoo el haberse quedado sin el piso alquilado que tenía en la Avenida Infanta Carlota, precisamente por la juerga que montó el 24 de Febrero de 1980 el neozelandés para celebrar su 23 cumpleaños. Como contó el mismo Burry en la entrevista:

                                –Etsuro Sotoo no estaba en su casa cuando llegó la policía a las tres de la mañana, llamada por el dueño. Y nos echaron a todos. Al día siguiente yo no sabía como explicarle a Sotoo que se había quedado sin piso...Son cosas imprevistas que a veces pueden cambiarte la vida a mejor... Porque entonces, sucedió que... ¿Quiere que se lo cuente?

                                   

                         Amigo Burry, volveremos al tema. La Sagrada Familia y Antonio Gaudí nunca nos defraudan. Son el cofre mágico de ciertos hombres y sus andanzas, para contar y no acabar... 


Ana Mª Ferrin

(*) Fragmento del capítulo dedicado a Mark Burry en el libro Gaudí. La Huella del Genio:
   

26 comentarios:

  1. Gracias a los "tíos rarísimos" como Gaudí y a los que atravesaron el corazón de la Tierra para llegar hasta Barcelona con el pelo teñido de arena o de arcilla, se han escrito bellas páginas en el libro de la arquitectura.
    Un saludo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué sería de la singularidad sin esos especímenes a los que siempre se les da de lado por quienes manejan los fondos públicos. La suerte llega cuando aparece un particular, uno de esos Güell que ven más allá.
      Saludos, Cayetano.

      Eliminar
  2. No lo dejó o indiferente allí fue.
    Que bien tus reportajes que nos vas transmitiendo.
    Una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te interese, MariPi.
      Nunca nos acabamos las sorpresas. Besos

      Eliminar
  3. Interesante. La huella de Gaudí es universal, incuso en las antípodas, su obra atrapa a cualquiera.
    Ha sido toda una odisea venir. No sé por qué no se puede acceder correctamente a los blogs.

    En todo caso vine :*

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido. Yo estoy como tú, con problemas que ya se están superando. Una buena semana para ti.

      Eliminar
  4. Te felicito una entrada super interesante !
    Me encantó !!!
    La genialidad de esos "tíos rarísimos", se sigue reproduciendo en Cataluña desde el punto de vista arquitectónico. No en balde el premio Pritzker de 2017, ha recaído en el estudio catalán de arquitectura RCR .

    Besosssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía en carpeta las obras de ese estudio y mira por donde, les han dado un premio muy merecido. Hablaremos de ellos.
      Para ti también, guapa.

      Eliminar
  5. Ese "tío" se las trae, Ana María.Las particularidades de Gaudí, tienen la ventaja de la multiplicación en otros, contagiados con su genialidad.Es explicable.

    Un beso austral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo que es el único arquitecto que tiene Asociaciones de Amigos por todo el mundo... Para la gente tiene el encanto de los outsiders, los incomprendidos.
      Otro mediterráneo, Esteban.

      Eliminar
  6. Es impresionante el poder de atracción de la arquitectura de Gaudí, tanta como para hacer perder la cabeza a personas y culturas tan dispares como Etsuro Sotoo y Hiroya Tanaka,de Japón, o Mark Burry, de Nueva Zelanda. La pasión por el arquitecto de Reus no conoce fronteras.
    La labor de este neozelandés en las nuevas tecnologías imagino que habrá sido imprescindible para trasladar los cálculos complejísimos de carácter matemático a la intangibilidad-tangible de las coordenadas por ordenador. ¡Fantástico!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Burry no es muy conocido a nivel popular, él vive en Australia donde tiene su estudio con su esposa también arquitecto y enseña en la Universidad. Aunque viaja por todo el mundo como profesor invitado y conferenciante. No soy una entendida en el tema, pero sé que sus aportaciones a la S. F. en cuanto a esos programas específicos de diseño, han sido pioneros y así sigue.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  7. Olá Ana.
    Aos poucos vou somando aos meu minguados conhecimentos sobre a Sagrada Família e Gaudí, seu criador, mais alguma coisa que desconheço (e são tantas por conhecer), meus ao teu trabalho. Nesta postagem fico sabendo um pouco da participação na Sagrada Família de Mark Burry, por meio deste teu texto tão agradável de ser lido. A postagem mostra-nos fotos importantes ligadas à obra. Tudo está muito bom. Parabéns.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, en tiempos de Gaudí ya se criticaba que quisiera levantar una iglesia de dimensiones faraónicas, aunque ya no estuvieran de moda. A mí me conmueve que en tiempos tan caníbales como los que vivimos, haya gente empeñada en hacer algo bello. Si lo pensamos bien, siempre ha sido así. Frente a los destructores, los constructores.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Excelente reportaje.

    Es un placer conocer todo lo interesante que transmites.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amalia siempre es un placer tu visita.
      Generas buenas vibraciones. Gracias.

      Eliminar
  9. gracias por darnos tu magia de palabras a través de la cuales conocemos Genios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MuCha, piensa que frente a la Sagrada Familia reflejada de noche en el lago, se han fraguado muchos romances.
      Te enlazo a mi blog.

      Eliminar
  10. Boa tarde, sou apreciador dos arquitectos que transforma o seu trabalho em arte, é o caso, as belas fotos assim o mostram.
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde García Lorca a Dalí, han sido muchos los poetas y otros artistas, famosos o no, que aman la obra de Gaudí.
      Creo que sólo se necesita tener un gramo de locura para entenderlo. Saludos

      Eliminar
  11. Pues venía pensando mientras leía que gracias a su reciente creación e interés suscitado, sea la Sagrada Familia la catedral de la que más se ha hablado y escrito, gracias a los seguidores-admiradores de la obra del arquitecto reusense y también de los artistas de otros ramos participantes. Naturalmente usted Ana María ha contribuido muy notablemente a ese conocimiento. Bien lo sé.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de estas personas que se acercaron a la Sagrada Familia entregando generosamente su tiempo, es que por lo general les ha servido para consolidarse en su profesión.
      Saludos.

      Eliminar
  12. Interesante la historia de este hombre que supo ver donde estaba lo genial y lanzarse a descubrirlo y hacerlo suyo. Gracias a gente "especial" el mundo tiene un vasto legado de arte y belleza que nos van dejando. Magníficos tus reportajes, querida, Ana Maria. Ya sabes como me gusta el mundo del periodismo.
    Muchos besos para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas personas que se marcan una meta y siguen adelante a pesar de los contratiempos son admirables. Claro que eso se convierte en la razón de su vida y no existe nada más para ellos que su propia odisea. Es la única manera.
      Besos.

      Eliminar
  13. Lovely photos.
    Have a nice weekend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia gráfica de la Sagrada Familia es muy atractiva.
      Saludos

      Eliminar