Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





ANTONIO GAUDI Y EL ESTANDARTE QUE DISEÑÓ PARA REUS



                              El domingo 22 de Abril de 1900, un grupo de unos doscientos reusenses residentes en Barcelona participaron en la peregrinación al santuario de la Virgen de Misericordia de Reus portando cuarenta y nueve estandartes. De los tres que se quedaron en el Santuario, uno era el que Antonio Gaudí había diseñado en colaboración con su amigo el pintor Aleix Clapés.


                              Tres meses más tarde, en el número del Semanario Católico de Reus del 21 de julio de 1900, podía leerse una descripción del Estandarte, destruido en 1936:


                               ...era una pieza espléndida, de cuero repujado, dorado y plateado sobre fondo de tisú y damasco. En la parte delantera Aleix Clapés había pintado a tamaño natural a la pastorcilla Isabel Besora a quien se le había aparecido la Virgen de Misericordia. El reverso lo ocupaba un gran escudo de Barcelona en oro y plata con la rosa de Reus hecha con cinco pétalos de platino repujado… Rodeaba todo el estandarte un gran rosario cuyas cuentas eran de bronce y estaño

                   



A la izquierda destaca Antonio Gaudí, con su traje claro entre las oscuras
levitas de la Procesión de la Virgen de Misericordia de Reus, se vuelve hacia
el estandarte diseñado por él que portan sus compañeros.  

REPRODUCCIÓN DEL ESTANDARTE


DE PLANCHAS Y PINTORES



                           Buscaba un tema donde la maldad humana fuese la chispa conductora

                      Hasta que reptando al fondo de la vileza penetré en un espacio cuya perversión sería imposible superar.

                        Costaba distinguir aquella escena infernal. En un lóbrego rincón, la débil llama de una bujía dejaba adivinar la figura desvaída de una mujer flaca y amarillenta, cuyos hombros formaban un trapecio escaleno. Allí, casi sepultada por cestos de ropa repletos de prendas, aquel ser descoyuntaba su cuerpo oprimiendo con sus dos manos una plancha sobre la manga de una camisa.






Picasso, tres versiones de la planchadora

Un seguidor del pintor malagueño recreando la acción


VIVIREMOS JUNTO A UN RÍO DONDE TÚ PODRÁS LAVAR,
CON UN FUEGUITO CHIQUITO DONDE ME COCINARÁS,
HASTA T’CHO TU TABLITA PA QUE ME PUEDAS PLANCHAR.
                 
       CON ESTE CANTO, SEGURO, QUE TE VOY A ENAMORAR                                                                             
                                                                                      (Ranchera)