Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





JAVIER BARBA Y SU GREEN ARCHITECTURE ( 1/2 PARTES )


                                                                           
... la arquitectura sólida del poema, la elocuencia y el orden 
 romántico o parnasiano, resultan inútiles para traducir lo
 impreciso; el matiz, las sugestiones, las leves sensaciones...
el verso debe ser antes que nada música; una armonía de
 sonidos que hace soñar... y transferir con ella parte de la 
sensibilidad del poeta

Paul Verlaine
"Definiendo su concepto poético"


A FONDO

                 
                  Cuenta el arquitecto Javier Barba, que encontrándose en la Cátedra Gaudí consultando unos textos le cayó al suelo una regla metálica que fue rebotando por el pavimento. Para su sorpresa, con cada golpeteo surgía del suelo una nota diferente. Repitió la acción y de nuevo una serie melódica extendió su eco por el pequeño recinto.  
                          
                 -  Aquella experiencia –recuerda- me hizo pensar que Gaudí era “el arquitecto”, “el más”, era más que todo, era la alquimia pura llevada al grado de maestro, por su completo dominio de todas las artes aplicadas a la arquitectura. ¿Si me interesa su arquitectura? Sí me interesa. Por eso mismo, porque veo su gran despliegue de conocimientos. Transmite un mensaje alquímico brutal por trabajar con muchos grados de percepción…

                       Con ese simple gesto, Barba había captado las intenciones de Gaudí más allá de la simple función constructiva. Los edificios de la hoy llamada Cátedra Gaudí no fueron en su origen más que unas caballerizas para el vizconde de Güell encargadas a un arquitecto novato. Pero Gaudí aprovechó aquel pequeño encargo para hacerse notar, agarrándose a él y potenciando su trabajo al volcar su complejo mundo de conocimientos aliado a su pasión por la música. Y qué mejor que colocar piezas sonoras entre la cerámica de un suelo que sería pisoteado continuamente por las herraduras de los caballos, provocando diversos sonidos en un imaginativo ejercicio de percusión.



En primer término, Javier Barba Torra. De pie iz, sus hijos Gabriel, arquitecto, y Jordi,
biólogo y paisajista. 2013. (A.Mª.F.)


Desde la iz, Gabriel Barba Platt, Cyntia Fittipaldi, Zuzana Prochazkova, Margarida Moiteiro,  Susana
Zanon,  Javier Barba Torra, Jordi Barba Platt,  Joan Sistach. Reunión del equipo de BC Arquitectos.

Pieza metálica del sumidero en el pavimento de las Caballerizas
 Güell. (AM.F)

Pavimento de las cuadras. Como en un xilofón, diferentes piezas para
 notas distintas. (A.Mª.F.)

Pilar del módulo que da a las antiguas caballerizas Güell, más tarde Cátedra Gaudí (AMF)


4ª Y 5ª GENERACIÓN DE ARQUITECTOS


GAUDÍ Y EL CINE



             Recibí un mail del crítico de cine Javier M. Faya para una próxima charla en su programa de Onda Cero, Butaca Cero. Intercambiamos correos a propósito de la obra de Antonio Gaudí como inspiración de cineastas, asunto que ya tratamos en una entrevista anterior, y le hablé de que con ese mismo argumento tenía prevista una próxima entrada –ésta– para el blog, que completaríamos en su programa.


Rompe Ralph de Disney. La última película  -por ahora- donde la obra de Gaudí se integra en el argumento

Cristina Ricci en Casper. Tras ella una escalera con baranda similar
al tejado de la Casa Batlló
Fotograma de la película de John Alaimo, Gaudí. Una visión inacabada

                    REFLEJOS DE CELULOIDE

GAUDÍ Y SU OBRA ORIGINAL PARA CHILE (2/2 PARTES)


Continúa...


                Al producirse el encuentro de Christian Matzner con el profesor Bassegoda, éste le comentó la historia de Rancagua, añadiendo que no se conocía la parte chilena de la donación del proyecto de una capilla por parte de Gaudí al fraile Angélico Aranda, historia que sin duda debía existir. La semilla había caído en el terreno preciso. Matzner era un profesional riguroso y comprendió al momento el potencial de la revelación

                Como en anteriores factores de la obra del arquitecto español, un cúmulo de circunstancias se unieron para aglutinar voluntades. Al otro lado de la pereza, la diligencia encontró sus actuales protagonistas de la historia, una suma de personas provenientes de ambientes diversos pero unidos todos en el denominador común de un proyecto, poner en pie la realización del sueño de dos idealistas, Gaudí y Fray Angélico. Descubriendo de paso que el Padre Aranda era poseedor de una personalidad original y que había fallecido atropellado por un autobús en 1961, de forma muy similar a Gaudí, muerto en 1926 tres días después de ser golpeado por un tranvía.
       

Imagen virtual de la capilla de Ntra. Sra. de los Ángeles
en Rancagua, Chile (*)
              



La cúpula irá revestida de lapislázuli y rematada de cobre

AL ALBA DE LOS VIENTOS


GAUDI Y SU OBRA ORIGINAL PARA CHILE (1/2 PARTES)




                    Barcelona, 5 de Julio de 1996.  

            Con voces veladas por la emoción, el senador chileno Nicolás Díaz y el arquitecto del mismo país Christian Matzner Thomsen, agradecían en Barcelona la entrega de un puñado de tierra del lugar exacto de la Sagrada Famlia donde irá colocada la capilla de la Asunción, gemela de la que Antonio Gaudí ofreció a Rancagua en 1922. El dorado cofrecillo que la acogió fue cerrado. Le esperaba más de un año antes de mezclarse con tierra chilena en otra ceremonia con la cual ambos embajadores pensaban que se cerraría el círculo del proyecto, iniciado setenta y cuatro años atrás.

              No imaginaban los avatares que esperaban a la obra.



El arquitecto del Proyecto Gaudí en Chile,  Christian Matzner, lee un poema de
Pablo Neruda en el acto simbólico celebrado el 5 de julio de 1996. Tuvo lugar en
el mismo punto del exterior de la Sagrada Familia donde se edificará la capilla. 

Guardando tierra de la S Familia, los señores Nicolás Díaz, a la der. y Max Encina a la iz. 1996 (A.S.F.) (*)

La Litera de la Virgen dels Ángels en la catedral de Gerona. (A.C.G.) (*)


Maqueta de la capilla de la Asunción en el museo Gaudí de la S. Familia (ASF) (*)


ÚNICA OBRA DE GAUDÍ FUERA DE ESPAÑA