Foto cabecera

Compagnia-Mvula-Sungani-ph.-Antonio-Agostini Compañía de Danza Mvula-Sungani. Roma. (Antonio Agostini)





SAGRADA FAMILIA. DE GRÚAS, RAYOS Y PARARRAYOS


Ell la ciutat veié pecaminosa
Pel vici i pel pecat tota cercada
I va aixecar al cel un para-llamp;
Pedra picada, esvelta, harmoniosa
Que meravella sense està acabada!... 

- Qui és ell? 
                            
                                – Gaudí Almogàver, fill del Camp. (*)

                                                                                Joan Bertran

Emili, hijo de Guillém Torres (Fam.Torres)

      CAMPANARIOS CALVOS CON UN PELO        
           

LA PEDRERA, SU BUHARDILLA Y BARBA CORSINI ( 2ª PARTE )


                    
                      Hagamos una concesión a la imaginación. Josep Mª Jujol oficiando de generación puente entre su maestro Antonio Gaudí y su alumno Francisco Juan Barba Corsini, fundiendo armoniosamente presente y pasado  para recrear un ambiente flotante, de gran bienestar, en las buhardillas de La Pedrera. Deshaciéndose de la ley del ángulo recto y con sólo un millón de pesetas, en un año, Barba Corsini cuajó una serie de apartamentos numerados del 1 al 14 dándoles trece soluciones distintas -saltándose el 13 por aquello de las supersticiones- e incorporando una serie de innovaciones en arquitectura interior. Entre otras el ladrillo refractario, la ventana pasaplatos como nexo entre cocina y comedor, el panel tapavistas giratorio, el puf moruno forrado de rizo al que añadirá un respaldo, más los parterres de plantas interiores. En blanco, negro y rojo quedaron listos los primeros apartamentos del país, espacios singulares volcados sobre la ciudad con sus terrazas sinuosas de las que un humorista escribió: - ¿Un perro? Que se olviden de tener un perro estos inquilinos. En todo caso, una serpiente.




Las sinuosas terrazas de La Pedrera, aptas para serpientes. 2012 (A.Mª.F.)


  ESTROFAS DE PIEDRA Y AGUA

LA PEDRERA, SU BUHARDILLA Y BARBA CORSINI (1ª PARTE)


                       
                         Subí el pasado día 26 de marzo a la azotea de La Pedrera con idea de tomar unos detalles que me faltaban para un trabajo sobre el arquitecto Francisco Juan Barba Corsini. No había vuelto a visitarla desde hacía diez años y al visionar las imágenes de mi cámara, me topé con una de las parejas en las que debía pensar el arquitecto cuando empezó a proyectar los trece apartamentos en que transformó el desván de la casa, en 1955.









El apartamento Nº 2. Tal y como lo encontró Barba Corsini.
Como lo proyectó. Como resultó. Y en la actualidad. Fotos
de FJBC., Catalá Roca, y la última de AMªF. en 2012



Un proyecto destinado a ser hábitat de jóvenes parejas
como éstos visitantes japoneses de La Pedrera (A.Mª.F.)




UNA HISTORIA EN CUATRO FASES