Foto cabecera

IMGP4946 Músicos y bailarina del Institut del Teatre de Barcelona, actuando en un bus de la ciudad durante unas jornadas musicales. (A.Mª.F.)





SALVADOR DALÍ Y SU BARRACA EQUILIBRISTA



Estando en Saldaña, Palencia,fuimos
a comer al restaurante La Casa Torcida,
un sitio tan descolocado como bello y 
acogedor, de exquisitos platos. Ver el
lugar, y por asociación de ideas recordar 
el que sigue,fue todo una...



                                   En febrero de 2015 la galería de subastas Sotheby's sacaba a la venta un dibujo de Salvador Dalí donde podía verse coloreada la imagen de una humilde casita en la que destacaba la puerta, y sobre ella, un ventanuco redondo. El conjunto no hubiera necesitado la firma de su autor, con sólo ver los dos elementos que lo hacían único ya quedaba autentificado. De lo que no hay constancia es de porqué al construirla no se respetó el sentido de hacia dónde debía ladearse la puerta, cambio que seguramente contó con el consentimiento del maestro, ya que tras su construcción se fotografió repetidamente ante ella.




Dos imágenes de la barraca daliniana (Jorge Franganillo)
El joven Dalí

                                  DALÍ EN LA RETINA

EL GUARDÍAN DEL RITMO. LUC PEIRE


REEDICIÓN


                   Al pintor belga Luc Peire (*) se le considera uno de los maestros de la abstracción vertical. Desde sus inicios en Brujas su evolución fue constante hasta desembocar en un verticalismo abstracto de movilidad y ligereza extremas, en el que ha sido considerado un maestro.

                  En nuestro blog nos detendremos en su encuentro con el escultor Josep Mª Subirachs, tan decisivo para el autor de la Fachada de La Pasión en la Sagrada Familia de Gaudí. 


 La obra más conocida de Peire, su instalación Environment  (Entorno)

Fundation Jenny & Luc Peire. Imagen sup. fachada, inferior, jardín con La Mujer de Putifar 

La autora en el jardín de la Fundación Jenny&Luc Peire, en Knokke, Bélgica, junto a la escultura de
Josep Mª Subirachs, La mujer de Putifar
SUBIRACHS Y LUC PEIRE EN KNOKKE

DEL ROJO EN EL RETRATO




                            Hay dos versiones de cómo el modisto Valentino descubrió el rojo para sus creaciones. Vayamos a por la primera contada por el mismo modisto, que más o menos así recuerdo habérsela escuchado durante una entrevista:

                                   - Cuando era poco más que un adolescente hice un viaje a España con mi tía y me fascinó la elegancia de sus mujeres. Fuimos a varios teatros y estando en un palco del Liceo de Barcelona a punto de empezar la obra, mientras admiraba los magníficos vestidos de gala donde reinaban los colores discretos, el negro y los tonos pastel, con el público en silencio y escasa luz en el patio de butacas, se abrió la doble puerta de entrada. Un torrente de luz enmarcó la llegada de una pareja. Ella, peinada con el pelo oscuro recogido en un alto moño, vestía un ceñido traje de gala, de corte sirena con un blanquísimo y generoso escote. El color era un rojo de fuego. Llamas envolviendo aquel cuerpo que incendiaba la sala a medida que recorría el pasillo central, iluminando a los espectadores que miraban hechizados la figura que avanzaba como si flotase. Acababa de nacer en mí una pasión.

  Para Valentino hacía su aparición el tono que sería su seña de identidad para el glamour. El mismo color, el favorito, que durante centurias ha fascinado en gamas diversas a retratistas de todo el mundo. 

 Como el inglés Augustus Johns inmortalizando a la violoncelista Guilhermina Suggía.                         

El rojo Valentino (1)
La gran Guilhermina Suggía al violoncello por Augustus Johns. Tate Gallery de Londres
A pesar de su poca calidad incluyo esta foto de Jacqueline
Du Pré,
que vio truncada su carrera a los 28 años a causa de
la arteroesclerosis. Premio Suggía  de chello a los 11 años


ROJO, LA CLAVE DEL DESEO

SAGRADA FAMILIA: DOMÉNEC FITA Y LA ESCENA QUE FALTABA EN LA FACHADA DE LA PASIÓN


                       Señor, tú eres la luz que el alma mía
 buscando siempre va;
 la fe del corazón a ti me guía
donde tu gloria está...

Antonio García Gutiérrez


REEDICIÓN


                          Una sorpresa para los que estaban seguros de que la escena del Domingo de Ramos, inicio de la Pasión de Cristo para los católicos, se les había pasado por alto tanto a los responsables de las obras de la Sagrada Familia como al mismo Subirachs, fue la colocación de un pavimento de mármol representando ese episodio en los suelos que dan acceso al interior del templo, entrando por las puertas centrales de La Pasión.

Jesús entrando en Jerusalén. Doménec Fita  2010 (A.Mª.F.)
Domingo de Ramos. Il Giotto, 1306
Se abren las puertas de la Fachada de La Pasión, y en el pavimento vemos a Jesús en el Domingo de Ramos (*)

POR FIN JESÚS ENTRÓ EN JERUSALEN
                     

HIPERCOR Y EL MONUMENTO DE SOL LEWITT


                 
  Acaba de conmemorarse el 30º Aniversario
del atentado de ETA al Hipercor de Barcelona,
masacre a la que sobreviví por un par de minutos
y de la que hasta pasados 25 años no conseguí
escribir sobre ella en primera persona.

Con respeto hacia la memoria de nuestras víctimas. Para
que nunca olvidemos quienes fueron los que entonces,
  como ahora,  siguen defendiendo a los asesinos.
                 
Este fue mi testimonio en 2012, que hoy ratifico.



REEDICIÓN         
                 

                              En Barcelona no muy lejos de mi casa se encuentra el Monumento a las Víctimas del Terrorismo, más conocido por quienes saben de su existencia como “A las víctimas de Hipercor”. Es obra del norteamericano Solomon “Sol” Le Witt, artista plástico conceptual también autor del mural que encabeza hoy el blog. El nombre del monumento, Alta Progresión Irregular, es lo primero que sorprende de esta pieza gris situada en la punta de la isleta con que se cierra un espacio de paso y carreras hacia las múltiples opciones de transporte, sitio de parada para los peatones que cruzan el complicado paso cuádruple que atraviesa ese tramo de la avenida Meridiana. Un lugar apresurado, lo que contribuye a que raramente se dirija una segunda mirada hacia la escultura.


Alta progresión irregular. Monumento a las víctimas del terrorismo en
Barcelona. Obra de Sol LeWitt. 

AQUELLA TARDE
              
           

PUTIN


                               Yo quiero ser como Putin.

   Quiero que mis conciudadanos me vean como soy en realidad. Fibrada, desenvuelta, intrépida, forzuda. Agresiva fajadora, dúctil, atractiva.

   Serena y agresiva. Prudente y convincente oradora. Superviviente en la jungla a la vez que amante de la ceremonia. Elegante y casual. Culta y rupestre. Fiera y amorosa

   Adorada por mis iguales hasta el punto de tener una corte de fotógrafos inspirados, artistas gráficos y plásticos, rendidos admiradores dispuestos a seguir mis pasos para inmortalizarme en cualquier afán humano.

                                  Como a Vladimir Putin



En estas dos imágenes, un grupo crítico ha desmontado la figura de Putin a lomos del oso.
Girado en sentido espejo, la foto del Presidente ruso a caballo es la misma (*)
Entró en las aguas y salió con dos ánforas sin ninguna adherencia.

A los mandos de un ultraligero, Putin custodia la migración de las aves.
Formando parte de un grupo que salvaguarda al tigre de Siberia, el político
se fotografía poniéndole un chip de siguimiento al felino.
Lección de natación. Putin luciendo estilo en esta foto de anuncio sexi.
            SURGE EL "UNIVERSO PUTIN"